Menu Close

Unidad para el tratamiento de la Hiperhidrosis (sudoración excesiva)

¿Qué es la hiperhidrosis?
Hace referencia a una sudoración excesiva y afecta a un 2-5% de la población. La mayoría sufre una hiperhidrosis primaria, que se produce por una hiperactividad del sistema nervioso simpático y se localiza en determinadas áreas: axilas, palmas y plantas. La hiperhidrosis secundaria puede deberse a una patología subyacente (ej. una alteración tiroidea) o a la toma de medicamentos y suele afectar a zonas extensas del cuerpo.

¿Cómo se diagnostica?
El dermatólogo realizará una valoración clínica para establecer el diagnóstico, descartar causas secundarias y determinar la severidad del cuadro. Además, se podrá realizar el Test de Minor o pruebas analíticas si es preciso.

¿Existe tratamiento?
Existen diferentes tipos de tratamiento, según tipo de hiperhidrosis y localización se indicará el más adecuado:

  • Antitraspirantes tópicos: para casos leves o moderados. Existen diferentes tipos, las más conocidas son las sales de aluminio.
  • Toxina botulínica: muy seguro y efectivo. Se utiliza para tratamiento de axilas, palmas o plantas. Una de sus principales ventajas es que el efecto dura 6-9 meses.
  • Anticolinérgicos orales: útiles para casos de hiperhidrosis generalizada.
  • Iontoforesis: para el tratamiento de manos y pies. Su principal ventaja es que no duele ni tiene efectos secundarios. Se realiza por sesiones.
  • Cirugía: Se reserva para casos resistentes dado que puede aparecer sudoración compensatoria en otra zona del cuerpo.

Como conclusión, es importante realizar un correcto diagnóstico y valoración clínica para conseguir un buen resultado con el tratamiento. En Dermamedicin contamos con una unidad para el tratamiento de la hiperhidrosis, formada por Medicina Interna y Dermatología.