Menu Close

Tratamiento de la celulitis y flacidez

La piel de naranja, también conocida como celulitis, hace referencia al aspecto rugoso e irregular con hoyuelos y nódulos a nivel de la superficie cutánea, que se produce por el acúmulo de tejido adiposo o graso. Se trata de un problema dermoestético y no una enfermedad propiamente dicha, pero que puede llegar a generar mucha preocupación. Suele afectar a los muslos, las nalgas, caderas y abdomen y, aparece principalmente en mujeres.

¿Cuál es la causa? 

La causa exacta se desconoce, pero se barajan varias teorías:

  • Inflamación del tejido subcutáneo.
  • Existencia de una alteración vascular de base.
  • Presencia de alteraciones estructurales que conlleven a la herniación de la grasa hacia capas más superficiales de la piel.
  • Factores genéticos (herencia familiar y raza, dado que es más frecuente en la raza blanca).
  • Factores hormonales/endocrinos (como el hipotiroidismo).
  • Factores modificables que pueden empeorar el cuadro, como el sobrepeso, las dietas ricas en hidratos de carbono y/o grasas, el tabaco, el alcohol, el sedentarismo, la existencia de alteraciones vasculares en las piernas, el uso de ropa muy ajustada y el consumo de anticonceptivos. Por ello, será preciso un estudio multidisciplinar (por varios especialistas) de la paciente.

¿Hay diferentes tipos de celulitis? 

Sí, según el grado de severidad de la celulitis se puede clasificar en cuatro tipos, siendo el grado más leve si se observa sólo al pellizcar la piel y el más grave si se observa incluso con la paciente tumbada.

Además, también se puede clasificar en celulitis flácida, dura, edematosa y mixta. 

¿Qué tratamientos existen? 

En primer lugar se deben cambiar los malos hábitos de vida (dieta adecuada, ejercicio físico, beber al menos 2 litros de agua diarios, abandonar el consumo de tóxicos). Los tratamientos tópicos, en forma de crema tienen como limitación que deben penetrar hasta capas profundas de la piel para actuar, por lo que su acción está en entredicho, para intentar paliar esta situación han aparecido recientemente productos nanosomados y liposomados con mayor poder de penetración. De todos modos, una correcta hidratación de la piel de esta zona y la adición de sustancias que estimulen la síntesis de colágeno y estimulen la circulación sanguínea desde el exterior ayudará en su manejo.

Además, en la actualidad existen modernas técnicas que se puede realizar: mesoterapia (consiste en la infiltración mediante pinchazos o mediante un "rodillo" de las zonas afectas con sustancias anticelulíticas, entre estas técncias destaca el Alidya, producto que contiene agentes anti-Lipodistróficos, y que constituye el primer dispositivo inyectable específicamente indicado para la prevención y tratamiento de la celulitis), lipoescultura con ultrasonidos, láser y presoterapia o técnicas de drenaje linfático.

Como conclusión, es importante realizar un correcto diagnóstico y valoración clínica  para conseguir un buen resultado con el tratamiento. En Dermamedicin contamos con médicos especialistas en Dermatología estética y láser.