Menu Close

Las manchas en la piel son uno de los principales motivos de consulta en Dermatología.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que toda mancha en la piel precisa la valoración especializada de un dermatólogo, que es el médico con la formación suficiente para diferenciar si se trata de una mancha importante, como es el caso del léntigo maligno (melanoma), o si se trata de una mancha banal, ya que el tratamiento en ambos casos es muy diferente.

¿Cómo se valoran las manchas?

Para valorarlas, su dermatólogo podrá utilizar distintos instrumentos como, por ejemplo, la lupa de aumento, el dermatoscopio con luz polarizada, la lámpara de Wood...

¿Cómo pueden tratarse las manchas estéticas?

Asimismo, las manchas banales o estéticas también pueden ser de diferentes tipos, a saber, léntigos simples, queratosis seborreicas, melasma, etc., siendo las opciones de tratamiento muy variadas:

  • Cremas despigmentantes:Son tratamientos que se realizan de forma individualizada según tipo de piel del paciente (sensibilidad, fototipo...) y precisan de un control estrecho por parte del dermatólogo, que será fundamental para obtener un resultado satisfactorio. Se basan en principios activos tipo hidroquinona o ácido kójico con potencial despigmentante. Además se suele asociar a la fórmula antioxidantes y algún tipo de ácido para aumentar su potencia.
  • Mascarillas despigmentantes: Se suelen asociar al tratamiento anterior, se colocan en la consulta y potencian la acción de las cremas, acelerando su efecto.
  • Peelings despigmentantes: Dependen del tipo de mancha, no se trata igual un léntigo solar y un melasma, por lo que el tipo de peeling deberá siempre ser establecido por el dermatólogo. Los peelings de uso médico para manchas incluyen aquellos que tienen ácido tricloracético o fenol modificado que suelen incluir hidroquinona en su formulación.
  • Crioterapia/electrocoagulación: Se utilizan cuando las manchas son léntigos solares simples o queratosis seborreicas.
  • Microneedling (microagujas): Nuevo tratamiento que combinado con un tipo de ácido en solución sobre la piel consigue el blanqueamiento de las manchas incluso en pieles oscuras y fototipos altos.
  • Tratamientos con luz: Dentro de este grupo, la luz pulsada es lo más utilizado, pero también existen otro tipo de láser como el Q-switched Nd:YAG (ELEKTRA) no ablativo que son útiles incluso en melasma y manchas de difícil solución.

Con un tratamiento adecuado las manchas pueden llegar a desaparecer pero se precisa siempre un seguimiento y una fotoprotección correcta (que cubra todo el espectro de radiación, incluso frente la luz azul). En Dermamedicin contamos con un equipo de dermatólogos que dominan el tratamiento de las manchas de la piel y cuentan con todos los medios diagnósticos y las modalidades de tratamiento, incluyendo láser, necesarias para obtener los mejores resultados en cada paciente.